Es a veces habitual encontrar novios que quieren regalar botellas de vino en su boda. Para esas ocasiones no tendría sentido regalar una botella grande de vino ya que, si queremos que se trate de un buen vino, sería realmente caro entregar una a cada uno de los invitados. De todas maneras existen soluciones económicas a la par que originales. Podemos hacer entrega de mini-botellas de vino de un tamaño pequeño e individual. Además, es posible en ocasiones, poder personalizar la etiqueta del mismo, ya que hay empresas que ofrecen este servicio. Así, entonces, el regalo de los hombres podría quedar resuelto. Ten en cuenta que de ninguna de las maneras este debería ser un regalo para las mujeres asistentes, ya que se trata de una pieza que normalmente se entrega a los varones.

De todas maneras existe una posibilidad en caso de que quieras hacer el regalo por parejas, que es la de comprar una caja con dos botellas, y colocar en su interior una de perfil más masculino y otra de perfil más femenino. Además, podrías llegar, incluso, a personalizar la caja en la que van las botellas guardadas. En este post habrás visto un ejemplo de lo bonitas que pueden quedar estas cajas.

Y recuerda que ara cada perfil de invitado tienes un vino ideal para regalar:  Vino blanco, Jumilla, tempranillo… Escoge también la denominación de origen que prefieras: Rioja, Rueda, Priorat, Penedés, Ribera del Duero… pero siempre deberías conseguir una combinación que, de alguna manera, representase vuestro origen o alguna característica de vosotros.